Diabetes Infantil 💉

👨🏻‍⚕️ La diabetes mellitus es un trastorno metabólico grave que impide la descomposición y uso normal de alimentos, especialmente de azúcares (carbohidratos). Puede afectar el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones y el sistema neurológico y puede provocar la pérdida progresiva de la visión con el paso del tiempo.

Imaginemos que nuestro cuerpo es un coche 🚗y el motor los diferentes órganos que lo componen. La diabetes es una enfermedad que afecta a cómo nuestro cuerpo🧍‍♀️ utiliza su principal combustible, el azúcar (glucosa). Cuando repostamos, o comemos, la parte de nuestro motor llamada intestino se encarga de procesar los alimentos de tal forma que la glucosa que haya en ellos llegue a nuestra sangre.

Ahora es cuando llega el fallo de nuestro motor. En este punto, le toca a la glándula llamada páncreas liberar una hormona, la insulina, para que la glucosa entre en el interior de nuestras células y se pongan en marcha. Sin embargo, en las personas con diabetes tipo I esto no ocurre.

😷¿Qué es la diabetes tipo I? La llave del depósito del combustible de nuestras células hemos dicho que es la insulina. Pero en la diabetes tipo I, el páncreas (esa glándula larga y plana) o bien hace una llave con la forma de otra cerradura, o simplemente se olvida de fabricarla. En consecuencia, el azúcar no entra en las células, con lo que su rendimiento disminuye. Por el contrario, la glucosa se acumula en la sangre y, si su concentración llega a ser demasiado alta, las consecuencias pueden ser fatales.

Una cantidad elevada de combustible en sangre, durante largos periodos de tiempo, en los peques puede provocar:

Aumento de la micción (acción de orinar)

Sed

• Aumento del apetito

Reducción de peso

💉 Es muy importante que los niños sean conscientes de su enfermedad y aprendan a controlarla de forma natural poniendo en práctica unas medidas básicas como: llevar una dieta sana y equilibrada, hacer deporte y, si es necesario, un aporte de insulina exógena. Como padres, debemos ser conscientes que del cómo afrontemos la situación dependerá la respuesta de nuestro hijo. Por lo tanto, tenemos que confiar en sus capacidades para hacerse responsable de su situación ya que, al tratarse de una enfermedad crónica, de nosotros depende el que aprenda a ser un individuo autónomo y feliz.

😷Aunque no existe cura para la diabetes, los peques con esta enfermedad pueden tener una infancia y adolescencia casi normal si mantienen la enfermedad bajo control. Es esencial controlar la diabetes debidamente para evitar complicaciones.

El control se centra en monitorear 📉 rutinariamente el azúcar🍬 en la sangre, terapia de insulina, aplicada en varias inyecciones 💉 al día a través de una bomba de insulina y una dieta sana estricta. Mantener los niveles de azúcar en la sangre en un promedio normal puede reducir la posibilidad de los síntomas de alta o baja azúcar y minimizar el riesgo de problemas de salud a largo plazo relacionados con el control de la diabetes. Además de una dieta sana🥦, 30 minutos de ejercicio 🚴‍♂️ al día pueden también ayudar a su peque a controlar la enfermedad.