🤰🏻 🍎Nutrición y Ejercicio Durante el Embarazo🤰🏻 🍎

🍎Durante el embarazo es importante que reciba los nutrientes y la energía apropiados para ti y tu peque. Además, la actividad física es tan importante cuando está embarazada como en cualquier otra etapa de la vida.

🍏Es importante seguir las indicaciones del médico obstetra respecto del uso de vitaminas prenatales. Es importante consumir la cantidad adecuada de ácido fólico (por lo general, 400 microgramos al día), una vitamina B que puede reducir el riesgo de que el bebé tenga defectos de nacimiento, como espina bífida. Su médico obstetra puede recomendarle una píldora vitaminada prenatal diaria, que incluye no solo ácido fólico y otras vitaminas, sino también hierro, calcio y otros minerales, y ácidos grasos, como ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido araquidónico (ARA). Los ácidos grasos son grasas “buenas”. El DHA, en particular, se acumula en el cerebro y los ojos del feto, especialmente durante el último trimestre del embarazo. Estos ácidos grasos también se encuentran en la grasa de la leche materna. Asegúrese de que su médico conozca cualquier otro suplemento que usted este tomando, incluidas las hierbas medicinales y productos homeopáticos.

Alimentarse por dos👶🏻🤰🏻En cuanto a su dieta, trate de planificar comidas balanceadas con proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Este no es buen momento de hacer una dieta de moda ni una dieta baja en calorías. De hecho, como regla general, necesitará consumir alrededor de 300 calorías más por día que las que consumía antes de quedar embarazada. Estas calorías de más les dará los nutrientes adicionales para que su bebé crezca normalmente.

🏃🏻‍♀️La actividad física es tan importante cuando está embarazada como en cualquier otra etapa de la vida. Hable con su médico sobre un programa de acondicionamiento físico, tales como programas en DVD o vídeos de ejercicio que le interesen. En particular, si no ha estado haciendo ejercicio periódicamente, es posible que su médico le sugiera un régimen moderado de caminata o natación, o tal vez clases de yoga o de Pilates prenatales. No debe exigirse demasiado. Haga los primeros ejercicios físicos con mucha calma. Hacer ejercicio incluso de cinco a diez minutos al día es beneficioso y es un buen comienzo. Beba mucha agua mientras hace ejercicio y evite hacer actividades que le exijan saltar o sacudirse.