El niño que no come 👦🏻👧🏽

🤱🏻Es muy común que las madres pregunten y estén desesperadas porque el bebé no quiere comer. Sus comentarios son del tipo: “le doy verduras y me las rechaza, lo único que le gusta es la leche”, su mayor preocupación es que su bebé se pueda desnutrir.

🍼Al alimentarlos con leche frecuentemente, los bebés presentan obesidad por exceso de leche en la alimentación. Los lactantes mayores y los preescolares cuya alimentación es a base de leche presentan falta de interés en sus actividades y aislamiento, además presentan problemas de sueño por las noches.

🥛Existe la idea de que la leche es el alimento más importante que los niños deben ingerir: sin embargo, hay que hacer notar que después del año de edad, la leche es un buen alimento que funciona igual que los otros, como carne, verduras y frutas.

🚸A los peques hay que ofrecerle una alimentación variada de los cuatro grupos; en el curso de varios días nuestros niños tendrán una dieta balanceada. 😋Si el niño no quiere comer frutas, incorpórelas al yogur o crema natilla o helado de leche. Dado que el calcio es importante en la alimentación de los preescolares, también le puede agregar mantequilla o chilito a las verduras. Es más importante que los peques coman variado, aunque sean cantidades pequeñas.

Muchas veces como mamás sentimos: «sí come nuestro hijo, pero me cuesta mucho trabajo; …si yo no me empeñara no comería nada». Por lo tanto, creemos que nuestro hijo no come, cuando en realidad “El NIÑO NO COME COMO LAS MAMÁS QUEREMOS”.

🍏La realidad es que los peques deben obtener calorías y nutrimentos con una dieta equilibrada, que difiere de la de los adultos. Necesitan grasas porque son una fuerte concentrada de energía y vitaminas, además de proporcionar ácidos grasos esenciales.

Dentro de su alimentación, el preescolar debe consumir leche entera, queso, yogur y otros productos lácteos, además de huevos y carnes que contienen grasas de fácil digestión y aportan nutrientes, como calcio y hierro. 🥕🍅🥬🥩

Las causas que el niño no coma están relacionadas con lo siguiente:

Metabolismo de cada niño

📝Recordemos que cada niño tiene necesidades diferentes, porque cada niño tiene un metabolismo, una velocidad de crecimiento, una capacidad digestiva, un tamaño, etc.; es decir, puede haber muchas diferencias que hacen que la necesidad calórica de unos niños a otros pueda variar mucho. Además, estas necesidades van a ir cambiando en el mismo niño con el tiempo. Las recomendaciones nutricionales se basan en estudios que comprenden grandes grupos de niños, de esos estudios se deducen unas estimaciones promedio. Las recomendaciones nutricionales son una guía y pueden ser aplicables a muchos niños, pero no a todos, ni en todo momento.

⚖La mayor parte de los niños entre los 2 y los 6 años necesitan comer cantidades bastante pequeñas, y a veces nos empeñamos en ponerles un plato de «mayores». A veces pensamos: «… es que sólo come una cucharada y ya está». Puede que en ese momento no necesite más. Es importante no ofrecer una dieta con comodines que solo les quita el hambre, pero no les aporta los nutrientes esenciales que necesita. Asimismo, los estimulantes del apetito y las vitaminas no sustituyen los alimentos, además de que muchos de los productos comerciales se anuncian como maravillosos y realmente no sirven para el apetito.

Si el niño se desarrolla bien indica que está comiendo lo que necesita. Por eso es importante, acudir periódicamente con el pediatra, para llevar un seguimiento de su desarrollo. Si un niño de verdad no come lo suficiente, debe ser valorado por su pediatra de confianza, y descartar una enfermedad o algún problema gastrointestinal.

Dinámica familiar

🥣Los alimentos ricos en fibra (carbohidratos simples) llenan fácilmente al niño, además de que éste casi siempre rechaza lo más nutritivo. En frecuente que las madres le den como primer platillo sopa de pasta y como último la carne. Obviamente, cuando llega a la carne, el niño ya no la quiere, y es el alimento más nutritivo. Revisemos algunos datos proporcionados por la Academia Americana de Pediatría.

peques a la hora de comer

🥄También existe un buen número de niños que comen solos y no les gusta que la madre, el padre, la nana u otras personas les ayuden a comer, a pesar de que los adultos insistan en darles los alimentos para que no se ensucien. Otros preescolares sienten en su casa un ambiente hostil por parte de sus padres y, para hacerse notar, se niegan a comer y así obtienen la atención de los padres.

🍭El preescolar se vuelve mañoso y es selectivo en sus alimentos. Le gustan los dulces, el pan, la comida chatarra, etcétera. Es muy frecuente que la comida se vuelva un pleito entre mamá e hijo, y los “avioncitos” cargados de carne o verduras dejen de funcionar como en los bebés. Es muy importante que los padres dejen atrás lo que decían las abuelas acerca de los bebés: “Mientras más gorditos más sanos”. Al contrario, en estas épocas debemos decir: “Estar en el peso saludable es una cualidad”.

Problemas psicológicos

👨‍👩‍👧‍👦Alrededor del segundo año de vida, cuando se pretende que el niño coma de todo y en cantidad, como papás tendemos a forzar a nuestros hijos a que coma como nosotros queremos, o a crear muchas expectativas en torno al acto de comer. Pero recordemos que en los primeros años de vida, el niño está desarrollando su afirmación del yo, en la que trata de definir cuál es su «posición» en el entorno en que se mueve, sobre todo la familia. Si el niño detecta que se crean muchas expectativas alrededor de la comida, va a usar el acto de comer para «afirmarse» frente a sus padres (estará dispuesto a enfrentarse a ellos para decir «aquí estoy yo»). No es que esto sea malo, pero hay que entender que es una fase normal del desarrollo de su personalidad, a los padres nos toca aceptarlo y respetarlo. En esta etapa muchos niños también pasan por una fase negativista (dicen a todo que no), con lo que es relativamente fácil que se estropee su relación con la comida, si se intenta forzar.

🗯Por lo tanto, si forzamos a comer a nuestros peques o bien, generamos mucha expectación, la consecuencia es que el niño no desarrolla una relación natural con la comida, y desafortunadamente, es probable que asocie comer con algo desagradable. El niño sabrá que a la hora de comer es igual a pelea con mamá y para ella también es un momento muy desagradable.

 

¿Qué hacer para que el niño coma?

  1. Desde la etapa de la lactancia se debe introducir primero las verduras y después las frutas. Si al niño se le ofrecen primero las frutas, con su sabor dulce, será más difícil que después acepte las verduras.
  2. No dar leche en biberón después de los 12 o 18 meses. Trate de darle los lácteos y los líquidos con tazas con popotes para evitar las caries dentales y el vicio de tomar leche sólo en biberón.
  3. Retrasar el destete (retiro del biberón) puede ocasionar problemas físicos, muchos de ellos irreversibles, puesto que resulta muy difícil que los pequeños acepten alimentos sólidos. Si la alimentación se basa en leche y jugos se puede originar anemias por falta de hierro.
  4. Los preescolares necesitan tres comidas ligeras al día con colaciones entre una y otra. La variedad de comida debe ser amplia, con el propósito de que aprendan a comer de todo y que conozcan distintos sabores y así no se aburran. Entre las colaciones, sanas podemos contar con:
    • Fruta fresca (pelada y cortada en rebanadas para bebés o menores de dos años).
    • Verduras crudas como zanahoria, pepino, apio;
    • Trocitos de queso y piña o apio con queso y crema.
    • Pastel de frutas, pastel de zanahoria, pastel de arroz con o sin pasta,
    • Pan con mantequilla, palitos de pan, etc. 
  5. La hora de la comida debe ser un momento de placer y no de tensión, donde los adultos pelean con el niño por los alimentos. Trate de no dar comida chatarra, ni siquiera como premio por haber comido bien.
  6. Los niños deben seguir las reglas y ver en los padres una figura que los entiende y los comprende a la hora de comer. Es importante que no intervengan las opiniones de terceras personas (abuelos, nanas, amigos) para evitar confusiones en los peques.