El niño de familia vegetariana

Las dietas vegetarianas bien planificadas, presentando atención a todos los componentes de nutrientes específicos, pueden proporcionar un estilo de vida saludable y favorecer un crecimiento normal. Sin embargo, en los momentos de alto riesgo nutricional, como son, el embarazo y el período de lactancia, así como en los niños menores de dos años de edad, el seguimiento pediátrico debe de ser muy estrecho debido al alto riesgo de carencia nutricional.

 

¿Qué tan común es la práctica del vegetarianismo?

La población que adopta dietas vegetarianas como estilo de vida está aumentando su popularidad en la sociedad moderna en los últimos años. La práctica del vegetarianismo en países como Estados Unidos de América es común y se considera que la prevalencia en la población pediátrica (6 a 18 años) es de 2.5 a 6%. En México, aunque se considera que estas prácticas han incrementado en años recientes, no se cuenta con estadísticas sobre su magnitud. Dado que estas cifras son ascendentes, es importante que los padres conozcan los riesgos potenciales de este tipo de dietas restrictivas y conocer si pueden o no satisfacer las necesidades de los niños y adolescentes, proporcionándoles una salud y crecimiento óptimos.

 

¿Por qué algunas personas prefieren una dieta vegetariana?

El vegetarianismo se adquiere como régimen de alimentación por creencias y motivos ligados a la salud, a la religión, al cuidado del medio ambiente y al bienestar de los animales o simplemente por motivos económicos o sociales donde la disponibilidad y accesibilidad de alimentos es limitada.

 

¿Qué es una dieta vegetariana?

Una de las características generales del vegetarianismo es la exclusión del consumo de carnes y sus derivados; es decir, cuando hablamos de dieta vegetariana significa que en la dieta únicamente se incluyen alimentos de origen vegetal sin incluir carne, pescado, aves o cualquier alimento que los contenga. Dentro de las dietas vegetarianas existen varios subtipos de modalidades:

 

  • Vegetarianos estrictos (también llamados veganos), consumen exclusivamente alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, granos, leguminosas, semillas y aceites vegetales. No aceptan el consumo de ningún alimento o condimento procedente de origen animal.
  • Semi-vegetarianos Habitualmente siguen una dieta vegetariana pero de forma ocasional incluye la ingesta de carne o pescado.
  • Lacto-ovo-vegetarianos es el grupo más numeroso en las que se minimiza el riesgo nutricional. Consumen vegetales pero también lácteos y huevos. No comen carne ni pescado.
  • Lacto- vegetarianos además de los vegetales, consumen derivados lácteos. No comen carne ni pescado.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos a la salud de las personas que tiene una dieta vegetariana?

Las dietas vegetarianas contienen menos grasa, colesterol y en contraparte un contenido de antioxidantes como B-carotenos, vitamina C, vitamina E, fibra y fitoquímicos mayor que la dieta omnívora (la que incluye alimentos vegetales y animales). Los vegetarianos presentan concentraciones sanguíneas más bajas de colesterol que los no-vegetarianos, tienen un menor peso corporal y padecen con menos frecuencia hipertensión arterial. Además tienen menor incidencia de obesidad, diabetes tipo 2 y cáncer, principalmente de próstata y colorectal. Sin embargo, cuanto mayor sea la restricción de alimentos en las dietas vegetarianas mayor es el riesgo de presentar deficiencias nutrimentales. En algunas etapas del ciclo de la vida, como en los menores de dos años de edad (lactantes), así como en el embarazo y el período de lactancia, se deben de cubrir los requerimientos de nutrimentos para evitar daños a la salud, por lo que las dietas vegetarianas estrictas no se recomiendan y en caso de practicarse deben ser planeadas cuidadosamente por un profesional. Es importante que para que los niños vegetarianos crezcan en forma saludable, sus padres conozcan cuáles son los riesgos nutricionales en cada una de las etapas del crecimiento, por lo tanto, las dietas deben ser planificadas de antemano para que sean nutricionalmente adecuadas y apoyar el crecimiento normal de los niños.

 

¿Qué deficiencias nutrimentales se presentan en un niño alimentado con una dieta vegetariana?

Las consecuencias de las dietas vegetarianas sobre la salud dependen del patrón dietético seguido. Los niños tienen un riesgo mayor de deficiencias nutricias y crecimiento insuficiente si se siguen dietas vegetarianas muy estrictas. La deficiencia de hierro es muy común en los niños con dietas veganas, ya que omiten por completo las fuentes de hierro de alta biodisponibilidad, además el consumo de sustancias que inhiben la absorción de hierro, como la fibra, los fitatos, taninos y polifenoles, puede incrementarse en la dieta vegetariana e influir en forma negativa sobre la absorción de hierro. La vitamina B12 se obtiene de alimentos de origen animal, las madres vegetarianas estrictas no aportan suficiente vitamina B12 a través de la leche materna por lo que el lactante deberá ser suplementado. En el caso del ácido fólico, se corre el riesgo de presentar deficiencia de este nutrimento si las verduras son sometidas a temperaturas elevadas para su cocción. En las dietas que incluyen lácteos la deficiencia de calcio es poco frecuente, sin embargo, se recomienda planear las comidas con especial atención en la selección de alimentos ricos en calcio o adicionados con el nutrimento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s